Conoce a Amena, responsable de nuestro centro Flores de Kiskeya en Haití

«Antes de conocer flores me encontraba trabajando en una empresa de agua la cual nos pagaba cuando veían oportuno, es decir pocas veces. En ese momento me encontraba con mi hija y sin poder llevar comida a diario a mi hogar, Flores me ayudó a encontrar una estabilidad y un modo de vida en el que puedo estar segura de que mi hija tendrá comida y un techo a diario.»

1- ¿Cómo conociste flores/Romi?

Un día apareció un amigo mío diciéndome que había una española que iba a hacer una reunión para enseñar como acompañar a las mujeres embarazadas e intentar mejorar sus condiciones de parto. Yo estuve muy curiosa ya que la situación siempre ha sido muy crítica para dar la vida en Ans-a-Pitre. ¡Un grupo de mujeres nos animamos y acudimos a escucharla, nos encantó!

2- ¿Cuál es tu función en Flores de Kiskeya?

Yo soy la responsable de Flores de Kiskeya, poco a poco me conocieron y me integré al proyecto y ellos me enseñaron todo. Ahora, yo llevo la total responsabilidad, al mes me dan el dinero para cada cosa y yo debo administrarlo para poder llegar a comprar todo: comida diaria, material de artesanía, y otras necesidades que van surgiendo. También como responsable, ayudo a las mujeres. Cualquier problema de alguna flor yo estoy allí para escuchar y solucionar, se intenta hacer todo por nuestros medios y si algo está fuera de nuestro alcance acudimos a Romi para ver si ella sabe qué hacer.

3- ¿Cuál es la relación que tienes con las mujeres?

Mi relación suele ser profesional, pero al escucharlas y atenderlas muchas veces pasa al plano personal. En esta pequeña comunidad nos ayudamos entre todas. Es verdad que veo que me respetan por la figura de responsable que me toca hacer, pero lo agradezco, el respeto es muy importante. ¡Yo siempre estoy lista para todas las mujeres!

4- ¿Qué es lo que más te motiva cada día para ir a trabajar a Flores de Kiskeya?

Desde que estoy en Flores me siento realizada a diario, lo que más me motiva es el trabajo social que hacemos, ayudar en necesidades importantes y toda la motivación humana que hay detrás. Todo esto no sería posible sin esa motivación, cada día nos motivamos unas a otras para seguir con todo adelante.

5- ¿Crees que Flores te ha ayudado a lo largo de tu vida? ¿En qué?

Lo primero que empezó a ayudarme es profesionalmente, yo antes no sabía hacer casi nada de lo que hago ahora, administrar las cosas, pensar para más adelante y sobre todo a trabajar con los demás.

Otra de las cosas que me ha ayudado muchísimo es en lo humano, en cómo se puede hacer lo que alguien se proponga ¡Y siempre mejor si se hacen unidas!

6- ¿Qué mejorarías del proyecto?

Respecto a la filosofía del proyecto y la forma de trabajar no cambiaría ya que somos nosotras las haitianas las que trabajamos. Pero lo que sí me gustaría es que aumentase. Sé que hay más necesidades, más mujeres y niños a las que ayudar, y más educadores a los que formar. Vamos poco a poco lo logrado hasta ahora es increíble, pero hay que seguir.

7- ¿Cómo crees que impacta Flores de Kiskeya en las mujeres que lo forman?

¿Y en el pueblo?

Muy muy positivamente, este proyecto ayuda al 100% a las mujeres con sus hijos, tanto con la casa como el colegio y la comida, pero todo a cambio de algo: ellas vienen aquí a trabajar, el proyecto sin estas mujeres no podría seguir, ellas limpian, cocinan para sus hijos, tejen para sacar más dinero y a la vez se empoderan con todas las actividades que hay. Ya no hace falta ni decirles que hay que hacer la tarea ellas solas quieren que flores a diario salga a delante.

Estas mujeres antes no sabían valerse por sí solas, ahora lo hacen y además ayudan a las que no.

En el pueblo Flores de Kiskeya ha tenido un gran rol fundamental, si no existiese muchas mujeres y niños hubiesen muerto.

Empoderando a un pequeño grupo de mujeres ayuda a las de alrededor, ahora ellas ya detectan injusticias y eso ayuda a que le digan a la vecina como hacer antes alguna situación de violencia, o ante situaciones de enfermedades por falta de higiene.

8- ¿Qué nuevas ideas o proyectos crees que hacen falta en flores?

Un problema grande que tiene Ans-a-Pitres es que la mujer no es independiente ni se siente realizada, creo que el proyecto está bien enfocado por el camino que va pero empezar a hacer más cosas de artesanía o bien pastelería para dar más trabajo a más mujeres sería ideal. Pero poco a poco iremos creciendo.

9- ¿Has visto cambio en las mujeres a lo largo del tiempo en el proyecto?

¿qué cambios?

¡¡Muchísimo cambio y para bien!!

Las mujeres cuando llegan a flores suelen venir algo traumatizadas, tímidas y sin saber valores. Ni siquiera en dar opinión o decir qué les gusta o qué no. Y a lo largo del tiempo se abren se les ve más contentas y eso se refleja mucho en sus hijos, que se les ve más contentos y un hijo feliz de hace a ti también feliz. ¡El cambio de mujer sola a independiente es increíble!

10- ¿Cómo ves el futuro del proyecto? ¿Crees que seguirá floreciendo?

Veo muchas posibilidades sobre todo al haber comprado un terreno mayor para poder llevar a cabo Flores de manera mucho más grande, Pienso que debería quedarse como es: un proyecto de mujeres con sus hijos y todo esto sale adelante con la ayuda de todas nosotras.

“Flores ha existido siempre dentro de nosotras solo necesitábamos un pequeño empujón para poder desarrollarlo”

“Flores ha desarrollado mi mente y mi corazón”

Amena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba